Gourmet


Usted encontrará en esta página todos los artículos de blog de HomeTown de la sección Gourmet

Gourmet

Cómo y dónde probar buenos vinos portugueses en Lisboa

hace 2 años - Valérie D.

¡No sólo existe Bordeaux, Burgundy y el Côtes du Rhône en la vida! Los oenófilos lo saben, Portugal es un excelente país del vino. El pobremente conocido viñedo portugués tiene alrededor de treinta regiones de origen. Varias producciones de vino, de las cuales se puede descubrir los taninos sobre las mesas de bares famosos de los restaurantes de Lisboa, o por qué no durante un paseo organizado dedicado a las mejores bebidas de la región. De esta manera gentilmente emocionado por los aromas locales, usted quizás no deje Lisboa sin una o dos buenas botellas halladas entre las bodegas o tiendas especiales de la capital portuguesa. ¡Salud! Un rico viñedo portugués Por el pilar portugués, conocemos en especial a Porto, Vinho Verde, o Madeira. Sin embargo, el viñedo lusitano tiene una amplia variedad de tintos, blancos o vinos espumantes que pueden acompañar toda clase de platillos y varias ocasiones. La misma Lisboa tiene no menos de nueve denominaciones de origen: Bucelas, Colares y Carcavelos hacia el sur, Alenquer, Arruda, Lourinhã, Óbidos y Torres Vedras en el centro, y Encostas d'Aire hacia el norte. Por ejemplo, el Bucelas blanco es excelente para acompañar sus sardinas locales. Al visitar a Sintra, usted puede probar el Colares tinto el cual es fermentado no lejos de allí, y sin ir tan lejos, los vinos de Estremadura están entre lo mejores blancos del país. Más hacia el sur de la ciudad blanca, se produce el Moscatel d”Arràbida. Dulce, dorado, es ideal para un aperitivo o un postre, cuando tiene 20 o 30 años de añejamiento. Las carnes a la parrilla irán mejor con un buen tinto Dâo. Para mesas con sabores más fuertes, degustaremos los vinos de Alentejo, Barraida o Douro, una pequeña región del Norte también conocida por el famoso Porto. Hablando de Porto, sólo sepa que si es apreciado por los franceses al momento del aperitivo, o como un iniciante con un buen melón, los ingleses lo prefieren con su queso, mientras la bebida portuguesa lo beben por su parte al final de la comida. La otra estrella de los néctares portugueses, por supuesto, es el Vinho Verde. Si retiene su nombre de “vino verde” de su primavera fresca y cosecha temprana (a diferencia del “Vinho Maduro”, o “vino maduro”), no se equivoque: este vino espumante puede ser tinto o blanco. Para finalizar, no nos olvidemos de los vinos del Algarve, los cuales florecen en el sol de la región viñera de Portimão. Originalmente, también del Algarve, Amarguinha es un licor de almendras muy dulce y amargo. La diversidad de las vendimias portuguesas no evita descubrir las alegrías de los famosos licores del país. Generalmente de Lisboa, el Ginjinha o Ginja es ciertamente un “imperdible” de la capital, depende de usted ver si prefiere este alcohol de cereza con o sin la cereza al fondo de la copa. Finalmente, en clima caliente, siempre puede sumergir sus labios en la frescura de una cerveza nacional de su elección: Sagres, Super Bock, Crystal o Imperial. Apelaciones de los vinos portugueses Note que los vinos portugueses están sujetos a una clasificación que se divide en cuatro categorías: DOC (Denominação de origem controlada - Denominación de origen controlada), IPR (Indicação de Provenção de Provençncia Regulada - Indicación de prueba de procedencia regulada), VR (Vinhos Regionais - Vinos regionales, sinónimos de "Vins de Pays"), y finalmente los Vinhos de Mesa o “Vinos de Mesa”. Las categorías DOC e IPR cumplen con la legislación europea Q.W.P.S.R. (Vinos de calidad producidos en regiones especificadas). La apelación DOC es el equivalente del AOC francés (Appellation d'Origine Contrôlée). Estos vinos de muy alto sabor y cualidades aromáticas, son adscritos a los suelos y cumplen los estándares más altos (variedades de uva, características del suelo, contenido de alcohol, etc.). La categoría DOC cuenta cada año nuevo elegido, entre los cuales encontramos el Porto, el Barraida, el Pico o Madeira, entre otras botellas famosas. Los vinos clasificados IPR (los cuales se traducen como “Indicación de Procedencia Regulada”) esperan por su designación DOC, y observados al respecto de cinco años con el fin de obtenerla. Por así decirlo, estos IPRs son los candidatos decisivos para la “Nueva Estrella” del vino portugués. Los "Vinhos Regionais", de buena calidad, completan la condición de un origen regional determinado, pero no cumplen todas las reglas impuestas por el nombre DOC. El Algarve, Alentejano, Estremadura, son parte de ellos. Los vinos de mesa portugueses pueden tener buenas sorpresas, pero la mayoría tienen nada de la calidad de sus vecinos bajo apelaciones controladas Buenas direcciones para disfrutar el vino en Lisboa Ahora que sabemos todo acerca de la herencia del vino de Portugal, todo lo que queda es encontrar buenos lugares para disfrutar de esyos buenos vinos en Lisboa. La capital no tiene escasez de lugares dedicados a los placeres de la enología, y los amantes de los buenos vinos encontrarán una amplia elección de bistros, restaurantes con buenos mesoneros de vino, o hermosas bodegas para visitar. Hemos seleccionado cuatro lugares para que sean descubiertos por los amantes del vino en Lisboa. La Old Pharmacy, por ejemplo, es un bar de vinos indispensable ubicado en el distrito Bairro Alto. El servicio atento da la bienvenida a una gran audiencia en su antigua decoración farmacéutica, para brindar un consejo “terapéutico” ... A la derecha en el centro de la ciudad, el restaurante Sommelier Lisbon es, como su nombre lo indica, una mesa gourmet a elección, ideal para acompañar su comida con las mejores botellas. ¡Su lista de vinos incluye más de 80 selecciones! Pero el “indispensable” para consagrar un momento plenamente dedicado a degustar vinos de todo el país, es el salón abovedado de ViniPortugal, elevado en el trono en la Praça da Commercio. Por el precio de un paquete de su elección, usted puede degustar diferentes vinos por vaso, y descubrir todas las variedades de terroirs y vendimias de Portugal. Aquí, no sólo brindar, o incluso “beber un trago” en un lugar amigable, también exploramos. También se ofrecen eventos de vinos y degustaciones temáticas entre muchas actividades. Luego vayan, sin enrabietar nuestro placer, a la esquina de un callejón pavimentado, para arrecostarse en el mostrador de una típica ginjhana. Lisboa abunda de ella, y es fácil divisarlas especialmente en el vecindario de Rossio, con piedras de cereza a lo largo de la acera. El punto histórico sigue siendo A Ginjinh Espinheira, donde por la modesta suma de 1.10 € el jefe le enviará el delicioso licor de cereza tan adorado por Lisboa (y nada más, ¡sólo estamos allí por eso!). The Old Pharmacy: 83, R. do Diario de Notícias 73 – Lisboa Horas de apertura: todos los días desde las 17h30 hasta las 00h00 Sommelier Lisbon: Rua do Telhal, 57 – Lisboa Horas de apertura: todos los días desde las 18:30 hasta las 00:45 ViniPortugal Sala Ogival: Terreiro do Paco, Ala Poente – Lisboa Horas de apertura: desde las 11h hasta las 18h30 In Ginjinha Espinheira: Largo de São Domingos, 8 – Lisboa Horas de apertura: todos los días desde las 9h hasta las 22h Descubra la cultura del vino portugués... y lleve de vuelta a casa algunos aromas Se ha convertido en un experto en vinos portugueses, ha degustado aquellos que les gustó y ahora sabe cuáles son sus favoritos. ¡Imposible volver a casa sin llevar de vuelta al menos una buena botella, y por qué no, la memoria de un paseo real en la ruta del vino en la región! Todo lo que necesita hacer es bajarse del tranvía N°28 cerca de la catedral. Detrás de la nueva tienda Cellar GN, encontraremos la famosa Garrafeira Nacional. La vinatería ofrece una amplia gama de vinos portugueses, de los vinos de mesa DOC más finos, del vinho más verde a las vendimias más antiguas. Para ir más allá de la exploración enológica de la región, por qué no probar un día organizado en las carreteras de vinos. Muchos paseos ofrecen por ejemplo, un chofer privado que lo recoge para guiarlo un día completo entre degustaciones en las bodegas más hermosas de la región, visitas en los viñedos más prestigiosos, y paradas en villas encantadoras. Una experiencia sensorial completa que le permite disfrutar completamente del carácter de los vinos locales ... ¡con moderación, pero también con placer! GN Cellar -  Rua da Conceição, 20/26 - Lisbonne Horas de apertura: todos los días desde las 10h hasta las 21h

Leer más
Cómo y dónde probar buenos vinos portugueses en Lisboa

Cómo y dónde probar buenos vinos portugueses en Lisboa

Gourmet

Lisboa en toda su dulzura; pastelerías y salas de té de Lisboa

hace 3 años - Julie D.

Pasteis de nata, pasteles de Belém: estas tartas rellenas con crema de huevo se han vuelto famosas en todo el mundo. Al momento de su evocación, imaginamos una Portugal llena de dulzura y buen gusto, embelesándose en vainilla y canela, no estaríamos equivocados... Doce de ovos, una depravación de pasteles de crema Los Pasteis son el primer postre portugués que vienen a la mente, pero desafortunadamente es a menudo la única. Aunque un visitante que llegue en Lisboa pueda estar perplejo por la abundancia de tortas y pasteles que se les ofrece, adaptadas en pirámides tentadoras detrás de las vitrinas de los salones de té con estéticas de Art Nouveau. Lo que no es sorprendente es el arte que el portugués y los lisbonenses utilizan para acomodar la crema pastelera - todas las salsas, por así decirlo. ¿Cuántas tortas diferentes puedes rellenar con “doce de ovos”, esta deliciosa crema de huevo? Un número infinito, eso parece. ¿Pero por qué entonces crema de huevo? ¿Cuántas gotas de llemas de huevo son utilizadas todos los días por los chefs pasteleros portugueses? La tradición tiene lo que era los monjes y monjas que efectuaron todo el descubrimiento de Portugal de los “doces conventuais”, los “pasteles convencionales". Los monasterios tenían el problema opuesto: ¿qué hacer con tantas yemas de huevo, una vez que las claras han sido utilizadas para blanquear el vino y hacer las hostias? La respuesta fue encontrada gracias a la abundancia de azúcar que vino de las colonias portuguesas. Lisboa, un paraíso para los dientes dulces Una vez hayas probado los famosos pasteis, es tiempo de ir a otras especialidades, ejemplo tenemos las bolas de Berlim, donas rellenas, lo adivinaron, con crema de huevo, variante portuguesa del Berliner Pfannkuchen; o la torta de Azeitao, la cual requiere no menos que 10 huevos, 200 gramos de azúcar - y un poco de harina para la forma. Y la cual luego rellenamos de crema de huevo. Las tortas portuguesas no tienen temor de prometer montes y maravillas. Por tanto, el “toucinho de ceu” con el nombre evocativo (“ceu” significa “cielo”) le ofrece las llaves al paraíso... pero no solo eso. “Toucinho” significa tocino. Delicias livianas en un lado, calorías en el otro, este “tocino del cielo” era hecha tradicionalmente con manteca, reemplazada hoy día con mantequilla. Aparte de la mantequilla en considerable cantidad y azúcar y el polvo de almendras, ¿cuáles son los otros ingredientes del toucinho de ceu? No va a adivinarlo: yemas de huevo. Sin embargo, al contrario de lo que se pueda pensar, la pastelería portuguesa no es solo azúcar y yemas de huevo. Entre otras delicateses como el chocolate salame o la queijada of Sintra, se debe descubrir los “sueños” ("sonhos"), estas delicadas donas rociadas con canela y azúcar pulverizada. El prestigioso chef George Mendes nos da su propia receta. ¿Dónde disfrutar pasteles en Lisboa? Si se pueden hacer estas deliciosas tortas en casa (siempre y cuando, por supuesto, usted tenga un suministro de yemas de huevo), también puede descubrir con deleite los famosos salones de té de Lisboa. Acá a lo largo están cuatro entre los muchos celebrados, pero puede disfrutar descubrir sus propias pequeñas direcciones halladas en pequeños callejones: abundan las “pastelarias”, con palabras mágicas, “fabrica proprio”, en su toldo, lo cual testifica que las pastelerías están hechas en sitio. Confeitaria Nacional La Confeitaria Nacional es la más antigua de las panaderías. Fundada en 1829, la casa todavía es dirigida por la misma familia hoy en día, la sexta generación de descendientes del fundador Balthazar Castanheiro. Para cada señor, todo el honor: la casa es el proveedor oficial del palacio presidencial, después de haber sido de la familia real. El lugar, víctima de su fama, es muy popular entre los turistas. Pero un peregrinaje se está imponiendo en este templo de la pastelería. Se puede ir y admirar los azulejos y sorber un muy buen café o una cerveza, en momentos de menos multitud, lo que es decir durante la apertura o tarde en la noche. Praça da Figueira, 18, 1100-241 Lisboa - +351 21 342 4470 - todos los días de 8 am a 10 pm, excepto los lunes, de 8 am a 8 pm y los domingos de 9 am a 10 pm. Pastelaria Versailles Detrás de una suntuosa fachada, el interior de la Pastelaria Versailles tiene poco que envidiarle al Salón de los Espejos en el palacio del mismo nombre: las delicadas volutas de color blanco de los moldes del techo resaltan en contraste con un trasfondo gris perlado, las velas resplandecientes y los sorprendentes mesoneros con chaleco. En el gran salón de servicio, la vitrina de pasteles hacen que su boca se vuelva agua. También hay chocolates calientes “à la française” o “à la espagnole”, así como también té negro de Mozambique, el “chá preto de Moçambique”. El helero de la misma casa abrió recientemente en la misma calle, a unos pocos números de la pastelería principal (no. 21). También hay una sucursal en el distrito Belem. Avenida da República, nº 15 - A, 1050-185 Lisboa - +351 21 354 6340 - todos los días de 7:30 am a 11:45 pm. Versailles Belém - Rua da Junqueira 528 / Calçada da Ajuda 8, 1300-314 Lisboa - +351 21 822 8090 - diariamente de 7:30 am a 11 pm. Pastelaria Suiça Separados sencillamente por la Rua da Betesga, las dos rivales Pastelaria Suiça y la Confeitaria Nacional se miran una a la otra como un perro vigilante, pero para gourmets, no hay necesidad de escoger: ¡puedes ser leal a ambas! Bajo un exterior menos imponente que el de sus hermanas, la Pastelaria Suiça no obstante expele refinamiento. Acá también, los gruesos manteles blancos frescamente planchados son de rigor, y la gran vitrina donde se almacenan los postres es igualmente impresionante. Pastelaria Suiça - Praça Dom Pedro IV, 96 to 104, 1100-202, Lisboa - +351 21 321 4090 - todos los días desde las 7am hasta las 9pm. Pastelaria Orion Menos lujosa, pero no menos deliciosa, la Pastelaria Orion tiene más la apariencia de un cómodo café de vecindario que un salón de té. Esta pastelaria está un poco lejos de las inundaciones de turistas, la asistencia es más local. Además, se puede rápidamente convertir en un regular: si no tiene el prestigio y la antigüedad de las otras pastelerías más famosas (después de todo, fue fundada “sólo” en el año 1945), la Pastelaria Orion es por igual celosa cuando se trata de la calidad de sus productos y sus récipes. Pastelaria Orion - Calçada do Combro 1, 1200-012 Lisboa, Portugal - +351 21 342 0485 - todos los días desde las 7am hasta las 8pm.

Leer más
Lisboa en toda su dulzura; pastelerías y salas de té de Lisboa

Lisboa en toda su dulzura; pastelerías y salas de té de Lisboa

Gourmet

Los restaurantes más modernos de Lisboa

hace 3 años - Pauline P.

Ya que una ambientación acogedora es a menudo tan importante como la calidad del plato durante una tarde en un restaurante, descubra nuestra selección de los restaurantes de diseño más modernos en Lisboa, ¡para un placer combinado de sus ojos y sus papilas gustativas! 100 Maneiras Con una ambientación refinada, toda revestida de blanco, un concepto exclusivo con un menú “sabroso”, el cual conecta los platillos y distintos descubrimientos de sabores ... El talento e inspiración del chef Ljubomir Stanisic atrae a toda Lisboa a su mesa, ¡y todos siguen pidiendo más! Rua do Teixeira, 35, Encarnação Kais Kais es un almacén restaurado del siglo XIX en un restaurante gigantesco de estilo industrial, donde la mueblería de madera y las estructuras metálicas se mezclan de manera elegante, y donde los olivos crecen al lado de las paredes de ladrillos. Estamos tan impresionados por el espacio del lugar como por la elegancia de los platillos. Rua Cintura do Porto de Lisboa, Armazém 1 (Cais da Viscondessa) Bica do sapato La vista sobre el Tagus es impresionante, y el marco de diseño no se queda atrás. Una vez propiedad del actor John Malkovitch, el restaurante Bica do Sapato es un lugar indispensable en Lisboa, con arte culinario original y alta calidad. Una apuesta segura para los amantes del diseño y de la comida gourmet. Avenida Infante D. Henrique, Armazém B Largo Es al diseñador Miguel Cancio Martins, a quien le debemos el Bar Buddha en París, y quien convirtió este antiguo claustro en una mesa moderna, elegido en el 2013 como una de las 10 mejores mesas de la capital por la revista Time Out. Acuarios llenos de medusas fluorescentes y grandes bocas a lo largo de la pared en contraste con las bóvedas de piedra del edificio. El menú es más clásico que la decoración, pero de todas formas encantador. Rua Serpa Pinto, 10A – 1200-445 Chiado Eleven En un edificio gigante contemplándose el Parque Eduardo VII, el Eleven, anteriormente el único restaurante galardonado por la guía Michelin en Lisboa, ofrece un panorama exclusivo y uno de los platillos más creativos. El Chef Joachim Koerper combina productos frescos y de alta calidad para una cocina mediterránea muy sabrosa. En el piso de arriba, el bistro Twelve ofrece un menú más accesible donde las tapas y los risottos son lo más destacado. Rua Marquês da Fronteira Jardim Amália Rodrigues Pharmacia Ubicado en frente del mirador de Santa Catarina, el restaurante Pharmacia, albergado en la encantadora mansión del Museo Farmacéutico, ofrece el mundo farmacéutico al detalle. La ambientación es perfecta, la decoración es muy hermosa, el servicio es muy atento y los platillos son sorprendentes. No dude en permitirse maravillarse por el menú “sorpresa”, cuyos varios aperitivos asombrarán sus papilas gustativas. Rua Marechal Saldanha 1 Tabik Elegido como la estrella emergente del escenario culinario portugués en 2015 por el Condé Nast Traveler, el Chef Manuel Lino ya ha venido un largo rato, y plantó su restaurante Tabik entre las mesas más populares en Lisboa. Él reinterpreta los clásicos de la cocina portuguesa con técnicas más contemporáneas y asociaciones sorprendentes. Av. da Liberdade 41

Leer más
Los restaurantes más modernos de Lisboa

Los restaurantes más modernos de Lisboa

Gourmet

Les Pasteis de Nata, una delicia de Lisboa

hace 4 años - Pauline P.

Como un tipo de flan pequeño de pasta, a menudo consumido caliente y rociado con canela, el pastel de Nata se ha convertido en un emblema de la gastronomía de Lisboa. ¡Descubra el origen de este postre, popular entre los locales y los turistas, y una receta fácil para llevar un poco de Lisboa a casa! La Historia El Pastel de Nata fue creado a inicios del siglo XIX por los monjes del Monasterio Jéronimos (Mosteiro dos Jeronimos), ubicado en la ciudad de Belem, la cual se convertido en un distrito de Lisboa. Cuando la revolución liberal surgió en 1820, fue ordenado el cierre de todos los monasterios, todos los monjes por ende fueron expulsados. Para sobrevivir, uno de ellos decidió producir pequeñas tartaletas que antes eran hechas en conventos, y las vendían en una pequeña tienda adjunta al monasterio. Belem era un destino turístico por sí misma; muchos visitantes venían a contemplar la Torre de Belem y al Monasterio. El éxito de estos pequeños flanes fue inmediato, y desde el año 1837, sólo la original Fabrica dos Pasteis de Belem produce y vende la receta original de estas tortas renombradas Pasteis de Belem. Ahora encontramos estos a lo largo de toda Portugal, ¡pero también más allá! Por supuesto que Brasil la ha adoptado, pero de forma más sorprendente, todo el continente asiático: se introdujo por medio de Macao al momento de la presencia colonial portuguesa, el pastel de nata sedujo a China, luego a Camboya, Malasia, Singapur, Taiwán y Hong Kong. Este éxito global ha hecho que el pastel de nata sea ¡una de las 50 mejores comidas en el mundo por The Guardian! La receta ¿Luego de una estancia gastronómica en Lisboa, ¿le gustaría experimentar un poco de los sabores portugueses en casa? ¡Siga esta receta fácil y sencilla! 2 pâtes feuilletées (masa de hojaldre) 4 yemas de huevo 2 huevos enteros 500 ml de leche 20g de harina 250g de azúcar 1 ralladura orgánica de limón lavada de al menos 1 cm de ancho. Enrolle la masa de hojaldre en sí misma para hacer una pequeña salchicha y corte rebanadas de 1 cm de grosor. Coloque en cada rebanada una pequeña sartén pequeña para tartas (plana) y aplástela con su pulgar para que así la mezcla cubre la sartén. Diluya 20 g de harina en 500ml de leche. Mezcle con un batidor. Añada la ralladura de limón. Ponga la leche a hervir mientras bate de forma regular. En el primer hervor, quite del calor y reserve. Mezcle los huevos y las llevas de huevo y apártelas. Para el jarabe: Mezcle 250g de azúcar y un poco de agua (el azúcar debería ser húmeda). Derrita lentamente el azúcar. Cocine el jarabe hasta que alcance una temperatura de 107/110 °C. Quítelo del fuego y vierta la mezcla en una combinación de leche y harina, vertiendo poco a poco y de forma vigorosa. Quite la cáscara de limón. Añada los huevos, mezclando todavía de forma regular. Coloque las sartenes llenas de la masa en una bandeja de horno. Llene con 3/4 de crema. Hornee en un horno precalentado (250 a 300 °C) por 7 a 10 minutos. ¿Listo para probar?

Leer más
Les Pasteis de Nata, una delicia de Lisboa

Les Pasteis de Nata, una delicia de Lisboa