Secretos


Usted encontrará en esta página todos los artículos de blog de HomeTown de la sección Secretos

Secretos

Lisboa Secreta: la riqueza infinita de los azulejos

hace 3 años - Julie D.

Rememorar Lisboa nos lleva inmediatamente a la mente la tranquilidad y frescura de un patio o un interior donde la calidez mediterránea está atemperada por el material frío de los tejados de cerámica acristalados con estaño y sus tonos acuáticos deleitantes. Esta frescura no sólo es imaginaria: los azulejos permiten un cierto grado de aire acondicionado “natural”. Los azulejos, un azul engañoso Las baldosas de azulejos decoran todos los espacios, desde los más adinerados hasta los más modestos. Sus temas más famosos son las pinturas al fresco en color azul y blanco, inspirados por los objetos de barro, los episodios descritos bíblicos o históricos, escenas de la vida cotidiana, idilios rurales, en un desenfreno de flores estilizadas, pergaminos y patrones geométricos. Y aún así “azulejo” no viene de la palabra “azul”... No, la palabra “azulejo” viene de la palabra árabe “al zulaiga”, “pequeña roca pulida”. Para los Moros establecidos en España, fue un asunto de imitar los mosáicos romanos. Pues si los azulejos están principalmente asociados con Portugal, el uso de lozas o terracota esmaltada para decorar el interior o fachadas de casas se ha esparcido aquí y allá en la cuenca mediterránea: España alberga los mosáicos arábigos-andaluces o “mudéjares”, y todavía podemos encontrar en Marruecos el "zellige", fragmentos de cerámica cortada de colores para recomponer patrones geométricos abstractos. Pero los azulejos portugueses han tomado un sendero propio. Con explosión de colores e inspiración, los azulejos han sabido cómo absorber las distintas modas, tendencias, todas las innovaciones a lo largo de los años para expresar las más ligeras sutilezas de las artes decorativas portuguesas. Un buen ejemplo: la figura de convite, particular de Portugal. Diseminada aquí y allá en calles aleatorias, estos caracteres de tamaño viviente contemplan al transeúnte a los ojos y le invitan a entrar. Los azulejos en Lisboa, cinco siglos de historia Las lozas llegaron a Portugal al comienzo del siglo XVI y nunca se fueron. Es el Rey Manuel I de Portugal, durante una visita a Sevilla, quien fue seducido por los mosáicos y baldosas españolas inspiradas por las técnicas arábigas-andaluces. En Portugal, los azulejos han reflejado todos los movimientos artísticos, todas las modas y todas las innovaciones técnicas. La maiolica italiana, baldosas azules de cerámica: el apasionamiento de los portugueses acaudalados del siglo XVII por la última moda en lozas nunca más fue rechazado. Azulejo es una moda extremadamente flexible de expresión que da la bienvenida a toda inspiración. Las escenas religiosas o de la vida diaria, temas abstractos, monos tocando flautas y otros temas rococó, con abundancia de colores o sosegamiento bicromático minimalista en azul y blanco ... El azulejo es un género artístico por sí mismo que refleja los grandes movimientos de la vida material e intelectual de Portugal. Más fácil de manipular y menos costoso que la piedra grabada, las baldosas y los elementos de loza también han hecho los días buenos del Art Nouveau. En Viena con el Jugendstil, en Budapest, en Barcelna con la asombrosa escalera azul de la Casa Batlló, los arquitectos y artistas exploran las infinitas posibilidades de un material versátil, que se doblan ante todas las fantasías. Los azulejos portugueses, cuya popularidad nunca ha sido negada, también forman parte de este movimiento. Variado, los procesos de manufactura oscilan desde técnicas artesanales de pintura a mano de baldosas hasta las innovaciones ingeniosas que han permitido producciones en masa: luego nos mudamos a una técnica de transferencia de patrones comparable a la calcomanía. El humilde azulejo debe su perpetuidad a su modestia. Continúa inspirando a los artistas hasta el día de hoy: el pequeño cuadrado es el acompañante perfecto de todos los experimentos y todas las audacias plásticas. Para algunos, como Maria Keil, el azulejo se convierte en un medio de predilección. No se pierda “La Mer” en la Avenida Infante Santo, su enorme pintura al fresco con azulejos completada en el año 1959. Ella diría entre risas: “Trabajo con una técnica milenaria, sobre un pequeño cuadrado de 14 cm por 14 cm, y con pintura a base de agua ... Es quizás porque es un medio tan modesto que no se aprecia a su verdadero valor.” ¿Dónde ver azulejos en Lisboa? Comencemos tomando el metro... Lejos de ser confinado en una postal fechada, los azulejos continúan siendo utilizados para la decoración de espacios públicos. Este es por supuesto el caso del metro de Lisboa: desde su apertura en el 1950, muchas estaciones de metro han sido decoradas suntuosamente con pinturas al fresco de azulejos confiados a artistas reconocidos. La idea original de utilizar azulejos como recubrimiento de paredes sería del arquitecto Francisco Keil do Amara y de su esposa, Maria Keil, la gran dama de las bellas artes portuguesas. Para ser capaces de llevar a cabo este proyecto a pesar de los fondos limitados, la pareja Keil desarrolló una ingeniosa decoración abstracta. Por tanto fue suficiente recombinar habilidosamente las baldosas para obtener, desde una gama limitada de colores y patrones, una decoración infinitamente variable de estación a estación. Durante la expansión del metro a finales de 1980, se decidió continuar de la misma forma, asignando la realización de pinturas al fresco a muchos artistas contemporáneos. Puede contemplar las obras de Rolando de Sá Nogueira en Laranjeiras, Júlio Pomar en Alto dos Moinhos, Manuel Cargaleiro en Colégio Militar / Luz, y Vieira da Silva en Cidade Universitária. La estación del metro del aeropuerto fue redecorada en el año 2014 por el diseñador António Antunes. Sus enormes pinturas al fresco dan la bienvenida a los viajeros a Lisboa escenificand los íconos de la cultura portuguesa: la cantante de fado Amália Rodrigues, el futbolista Eusébio, el arquitecto Pardal Monteiro, el artista Rafael Bordalo Pinheiro (también un estupendo ceramista), la artista Almada Negreiros, el poeta Fernando Pessoa así como también José Saramago, ganador del Premio Nobel de Literatura. Azulejos en Lisboa, no debe perderse... El Museo Nacional de Azulejos: Museu Nacional De Azulejo Una visita refrescante y bien diseñada de aproximadamente 1h30 le espera en el Museo Nacional de Azulejos, alojado en un antiguo convento de Clarisas fundado en 1509. Aquí descubrirá las principales etapas del desarrollo de azulejos, desde los mosáicos arábigos-andaluces hasta las creaciones contemporáneas. En el museo las notificaciones están en portugués, por tanto no olvide descargar la aplicación gratuita: una vez escoja el idioma (portugués, inglés o lenguaje de señas), éste guía a los visitantes a través de 33 láminas descriptivas desde toda la planta baja hasta el segundo piso del museo. En el segundo piso, la pintura al fresco que representa a Lisboa antes del terremoto de 1755 es una de las joyas del museo. En el claustro, ¡pequeñas figuras talladas soportan la cuenca de la fuente mientras expresan quejas por el peso! Museu Nacional do Azulejo - Rua da Madre de Deus, 4, 1900-312 Lisboa - de martes a sábado desde las 10 am hasta las 6 pm. El Palacio de Sintra El Palacio de Sintra es la residencia medieval de los reyes de Portugal. Fue aquí que Manuel I deseaba inicialmente introducir el uso de los increíblemente ricos azulejos. Uno de los motivos es su escudo de armas, la esfera armillar, la cual se repite interminablemente sobre las paredes. Esta esfera, representando al celestial, está hasta el día de hoy, en la bandera portuguesa. Consulte también nuestro artículo sobre Sintra. Palacio de Sintra - Parque de Monserrate, Sintra - abierto todo el año, excepto el 25 de diciembre y el 1ro de enero desde las 9:30 am hasta las 7pm. En confianza... La tienda Atrio Tiles es la creación de un portugués radicado en los Estados Unidos. Ofrece joyería espléndida con formas y motivos románticos inspirados en los azulejos del palacio de Sintra y otros azulejos históricos: aretes, anillos coloridos y brazaletes encantarán sus ojos. (Tienda Etsy aquí) El Palacio de los Marqueses de Fronteira: Palacio de Marqueses de Fronteira Diseñado como un pabellón de caza en el año 1671, el palacio todavía es la residencia privada del Marqués de Fronteira. Tanto el interior como el exterior están decorados en una celebración de azulejos. Pinturas al fresco con acentos rústicos o ingenuos representan escenas de cacería, festivales campestres y escenas de batalla. ¿Será capaz de encontrar los pequeños detalles inusuales? La Sala de las Batallas del Palacio (Sala das Batalhas) fue apodada la “Capilla Sistina de los Azulejos” y celebra la victoria de la casa de Braganza contra los Habsburgs de España en la Guerra de la Restauración portuguesa. Palacio de Marqueses da Fronteira – Largo São Domingos de Benfica 1, 1500-554  Lisboa – de lunes a sábado desde las 10 am hasta las 5 pm - visitas guiadas a las 11 am y 12 pm / mediodía, así como también a las 10:30 am y 11:30 am de junio a septiembre ¿Dónde comprar azulejos genuinos en Lisboa? Azulejos MMA La tienda Manuel Marques Antunes provee azulejos antiguos y también responde a pedidos, como esta idea original de decoración: utilizar las baldosas de los azulejos como posatarjetas para una cena de bodas. Azulejos MMA – Rua do Jardim 75A, Bicesse 2645-343 Alcabideche – Lunes a sábado de 9 am a 1 pm y de 2 pm a 6 pm, cerrado los sábados en agosto y septiembre. Fabrica Sant'Anna La Fabrica Sant'Anna produce azulejos modernos y reediciones de antigüedades, fabricadas en serie o decoradas con cuidado a mano: una verdadera obra de artesanos. Es posible ordenar baldosas personalizadas, para así obtener exactamente el patrón y sombras que uno desea, por ejemplo para un proyecto de decoración muy preciso. Además de los azulejos ordinarios, también hay muchos otros objetos de porcelana. Fabrica Sant'Anna – atelier Calçada da Boa Hora, nº96 – galería Rua do Alecrim, 95, 1200-015 Lisboa – Taller abierto de lunes a sábado de 9:30 am a 7 pm. Galeria Ratton Ceramicas La Galería Ratton Ceramicas ofrece creaciones por artistas contemporáneos de diversos antecedentes quienes han elegido el azulejo como inspiración. Las recientes exhibiciones han posibilitado descubrir o redescubrir las obras de Jun Shirasu, Maria Beatriz o Graça Morais. La galería ofrece retrospectivas fascinantes que contrastan las cerámicas y dibujos o pinturas de cada artista. Galeria Ratton Ceramicas - Rua da Academia das Ciências, 2C, Lisboa – lunes a viernes de 10am a 1:30 pm y de 3pm a 7:30 pm. Baldosas antiguas Solar El catálogo del anticuario especializado Solar va de los azulejos morones del siglo XV, a las fantasías del Art Deco del siglo XX. Guardadas con cuidado de edificios prometidos para demolición, o al menos de una drástica renovación, estas baldosas representan todos los estilos arquitectónicos y todas las corrientes artísticas. Se venden con su certificado de autenticidad. Todos encontrarán su felicidad allí, desde el pequeño azuleljo vendido por unidad, hasta las pinturas intactas al fresco de docenas de baldosas representando con delicadeza escenas del siglo XVIII. Solar Antique Tiles – Rua D. Pedro V 70, 1250-094 Lisboa – lunes a viernes de 10 am a 7 pm, Sábado de 10 am a 1 pm.

Leer más
Lisboa Secreta: la riqueza infinita de los azulejos

Lisboa Secreta: la riqueza infinita de los azulejos