Arte y Cultura


Usted encontrará en esta página todos los artículos de blog de HomeTown de la sección Arte y Cultura

Arte y Cultura

Una rica historia llena de sorpresas

hace 1 año - Léa D.

Una rica historia llena de sorpresas ¿Sabías que Alfama se deriva del árabe “alfa maa”, que significa las miles de fuentes? ¡Encantador nombre para este vecindario emblemático y típico de nuestra ciudad de miles de colores! Ubicado entre el Castelo de Sao Jorge y el Tagus, encontrarás muchas atracciones históricas y restaurantes ... Permítenos guiarte. Alfama es un vecindario bastante cordial con una atmósfera de villa. Se considera uno de los distritos más antiguos de la ciudad y alberga cada año muchos festivales populares como por ejemplo el de San Antonio de Padua desde el 12 hasta el 13 de junio. Dominada a cambio por las influencias orientales y occidentales, Alfama soporta la huella de las cuatro esquinas del mundo: eso es lo que lo hace tan encantador. El distrito tiene en sus dominios un grupo de fuentes termales, por esa razón tiene origen a su nombre mencionado anteriormente. En la cima del Alfama se asienta el famoso Castelo de Sao Jorge, un castillo medieval que fue la residencia real hasta el siglo XVI. Para observar la ciudad y sus monumentos, es necesario llegar hasta los miradores: el de Santa Luzia es uno de los más conocidos. Cerca de él se encuentra el Museo de Artes decorativos, una mansión del siglo XVII con magníficos interiores. Ubicado en el antiguo palacio del Conde de Azurara (siglo XVII), este museo evoca la vida cotidiana de Lisboa en el siglo XVII y XVIII mediante una sucesión de pequeñas habitaciones íntimas decoradas con azulejos y frescos. Las últimas están adornadas con mueblería portuguesa e indo-portuguesa, colecciones de vajillas de plata, porcelana china y muchos tapices de los siglos XVI y XVIII. El 3er piso tiene un salón de exhibición temporal y una cafetería con un patio acogedor. Dirección: Largo das Portas do Sol 2, 1100 Lisboa Teléfono: +351 218 881 991 Nuestras mejores direcciones culinarias  Luego de una larga caminata, ¡nada mejor que una comida preparada con cariño! Pateo 13 Para una cena pintoresca en las calles ocupadas de Lisboa, nada se compara al Pateo 13: disfruta tu pescado fresco y pan blanco bajo notas musicales entonadas por músicos callejeros: ¡un momento lleno de vida, de alegría y saciedad! Calçadinha de Santo Estêvão 13, 1100-219 Lisboa, Portugal Canto Da Vila Un restaurante brasileño en Lisboa: un lugar que no debe perderse. En una pequeña terraza, disfruta un mojito fresco mientras elijes de qué manera quieres saborear tu bacalao ... ¡Abundante y delicioso! Portugal 2, Rua Limoeiro, 1100-538 Lisboa, Portugal Fado Na Morgadinha El lugar perfecto para comer y bailar Fado, una música tradicional portuguesa. También tienes la posibilidad de degustar un trago mientras admiras a los bailarines desde la barra. Largo Peneireiro 5, 1100-219 Lisboa, Portugal Cruzes Credo Para un desayuno tardío clásico, ¡este es el lugar ideal! Una buena hamburguesa, una ensalada acompañada de un jugo fresco de frutas: algo para vigorizarse después de descubrir las calles de Lisboa. R, Cruzes da Se 29, 1100-192 Lisboa, Portugal O Prego Para disfrutar de una hamburguesa o tapas en un ambiente festivo. ¡Justo como en casa, ven y revitalízate, ¡O Prego! 18, Largo Menino de Deus 14, 1100-375 Lisboa, Portugal Imperdible: El Fado Fado es un estilo de música tradicional portuguesa. A menudo hay un cantante o un cantante acompañado de dos o tres personas con instrumentos (guitarra, guitarra portuguesa, a veces violín y cello). El Fado se escucha en total silencio, y expone una variedad de emociones (la saudade en portugués). En el distrito de Alfama, hay 2 sitios para descubrir fado: Fado em Si es una institución donde todos los grandes nombres de fado han concurrido. Fina comida, 4 a 5 fadistas profesionales cada tarde que ofrecen un servicio de alta calidad: las condiciones ideales para descubrir la tradición portuguesa del fado. Arco de Jesus 7, Alfama, 1100-037 Museu do Fado (Museo del Fado), donde se lleva a cabo con regularidad un concierto en exteriores en la terraza. Para descubrir toda la historia del fado ... Largo do Chafariz of Dentro 1  

Leer más
Una rica historia llena de sorpresas

Una rica historia llena de sorpresas

Arte y Cultura

Explore Lisboa a lo largo del mítico Tranvía 28

hace 2 años - Valérie D.

Los tranvías de Lisboa son para la capital portuguesa lo que son los buses rojos de dos pisos a Londres: máquinas en tiempo real que son parte del escenario y que nos permiten explorarde las formas más pintorescas. La Línea 28E es la más emblemática, ofreciendo una particular amplia gama de descubrimientos, entre monumentos y tesoros escondidos. Nacida en el año 1914, la legendaria línea 28E ("E" por "eléctrico") del tranviario de Lisboa atiende al centro de Lisboa y a sus colinas. Este medio centenario de transporte es sin duda la mejor forma para surcar las más hermosas calles elevadas, mientras se reserva el tedioso ejercicio de recorrer estas laderas pavimentadas a pie. Si todavía parece un juguete de coleccionista, este “Remodelado” (tranvía histórico) tiene dos cualidades que los tranvías modernos no tienen. Por supuesto existe el encanto antiguo de este único coche amarillo con bancos de madera pulidos. Pero el vehículo agitado tiene especialmente la posibilidad técnica de tomar un circuito con giros angostos, en acantilados. Desde su salida en la plaza Martim Moniz, hasta su llegada en el cementerio de Prazeres en el distrito de Campo Ourique, las 35 paradas de la línea 28 pueden efectuarse en unos cuarenta minutos. Pero también puede usarla en un estilo “montarse / salirse”, pasar el día explorando los alrededores más notables, y disfrutar buenas direcciones que recomendamos aquí. Vista real desde Graça Rocemos contra las paredes en la escalada a la Montaña Graça: aquí late el corazón de una popular Lisboa. Es en esta área, a una caminata de pocos minutos de la parada Rua de Graça, que usted puede acceder a una de las más hermosas vistas de la ciudad de Ulises. ¡Porque quien dice montaña, dice punto de vista! Inconfundible, el Miradouro da Senhora do Monte es el más alto, y en cierto modo uno de los más hermosos, miradores de Lisboa. Ofrece una vista sorprendente del medieval Castelo de São Jorge, y una vista panorámica del antiguo pueblo hasta el puente 25 de abril. Luego, el tranvía pasa justo en frente del monasterio blanco de São Vicente da Fora, museo y lugar de entierro de los reyes portugueses: se toman el tiempo para una escala real. El claustro de este monasterio está decorado con azulejos del siglo XVIII donde el turista francés reconocerá fácilmente una ilustración de 38 fábulas del poeta Jean de La Fontaine. Claustro que alberga hoy día al Panteón Real de la dinastía Braganza. Contiene 44 tumbas, incluyendo la de la reina Amelia (dona Amelia d'Orleans and Bragança), la última reina de Portugal, nacida en Francia. Luego piense en escalar hasta la terraza para disfrutar de una vista de 360° de la ciudad llamada “Reina del Tagus”. Mosteiro e claustro de São Vicente da Fora – Largo de São Vicente Horas de apertura: Jueves a domingo, 10 am a 6 pm L’Alfama: postales y tesoros culturales Dejamos este distrito antiguo de Graça para encontrar otro: el Alfama, justo a sus pies. La parada en Largo da Portas do Sol es indispensable para una estadía en Lisboa. Esta imagen de Lisboa que todos tenemos en mente está aquí: los techos rojos, el domo blanco del Panteón, el azúl del Tagus. Esta es una oportunidad para sumergir sus ojos en el alma de Lisboa desde la amplia terraza del bar cóctel Portas Do Sol. En una atmósfera lounge, usted puede disfrutar un brunch o una comida ligera y sorber un ginja o una bica, mientras imagina caminar callejones angostos (becos), escaleras y pasajes abovedados bajo las cuestas. Portas Do Sol - Largo das Portas do Sol, Beco de Santa Helena Horas de apertura: Lunes a viernes, 9 am a 7 pm Unos cientos metros más, el belvedere de Santa Luzia es otro imprescindible para observar la ciudad. Nuestro tranvía No. 28 continúa su viaje, estremeciéndose entre los puestos finos de víveres y otras tiendas en el vecindario típico que sobrevivió al terremoto de 1755. ¡Bájese! No tan lejos, podemos profunizar la inmersión cultural visitando el espacio A Arte da Terra, una cooperativa que exhibe y vende artesanías portuguesas en una decoración abovedada, y donde es posible probar vinos y pasteles locales. A Arte da Terra - Rua Augusto Rosa 40 Horas de apertura: todos los días de 11h a 20h Visite poetas en el distrito Chiado A unas pocas curvas y sacudidas después, luego de cruzar el distrito de Baixa, el viaje del pequeño pero legendario tranvía amarillo continúa en Chiado. Usted puede saludar la estatua del famoso poeta portugués Fernando Pessoa, sentado en la terraza del Café A Brasileira, el cual mencionamos en una publicación anterior. El chico del vecindario, amante del café, era un asiduo en el establecimiento ahora centenario. Es uno de los más antiguos en la capital, una institución que ha mantenido su decoración de 1900, y a sus intelectuales públicos tradicionales (pero ahora, a muchos turistas). ¿Algunos pasteis de nata y un espresso cerca de su mesa favorita quizás le inspirará unos pocos versos en honor a las bellezas de Lisboa? El distrito Chiado también tiene su nombre del poeta Antonio Riberio, digo... Chiado. No sorprendente de encontrar, un poco más allá, la estatua de otro escritor, Luis de Camoes, en la plaza del mismo nombre. Popular, real, la capital aquí también es  literaria. A Brasileira - Rua Garrett 20 Horas de apertura: todos los días de 8h a 2h Una llegada bajo la estrella fugaz de Estrela El viaje del tranvía 28 está a punto de terminar, incluso todavía ante nuestros ojos los monumentos de Lisboa continúan resplandeciendo: La Asamblea Nacional, o el funicular da Bica. Finalmente ingresa el distrito histórico de Estrela, alrededor de su basílica de mármol blanco en estilo barroco. El jardín Estrela, justo lo opuesto, es una parada donde puede pasear entre árboles exóticos o sentarse en un banquillo - mucho más relajante que aquellos a menudo abarrotados con electrico turbulento. Y ya que estamos en el distrito Etoile, ¿por qué no culminar su escapada con una cena en un restaurante gourmet galardonado por la guía Michelin? El Loco, ubicado cerca de la Basilica de Estrela, devela a sus clientes sus cocinas en una decoración muy a la moda. Este establecimiento que luce una estrella Michelin es ese de Alexandre Silva, primer ganador de Top Chef Portugal, que le gusta apreciar los productos locales. Un final perfecto para finalizar el viaje tan característico que ofrece el tranvía 28E en el corazón de los variados sabores de Lisboa. Loco - Rua Navegantes 53 Horas de apertura: Martes a sábado, de 7 pm a 11 pm Último consejo antes de abordar: recuerde llevar su pasaje de red Viva Viagem 24h Carris, y elegir su horario para evitar la multitud.

Leer más
Explore Lisboa a lo largo del mítico Tranvía 28

Explore Lisboa a lo largo del mítico Tranvía 28

Arte y Cultura

Descubra Lisboa en los pasos de José Saramago

hace 2 años - Julie D.

Para los amantes de las novelas, hay pocos placeres más disfrutables que descubrir un lugar verdadero en las pisadas de un reconocido escritor. Afortunadamente, para los lectores empedernidos, Lisboa no es sólo una ciudad de cultura e historia, sino también la ciudad alma de muchos grandes escritores. Si ya conoce las novelas de José Saramago, premio Nobel en Literatura, las encontrará con placer, como viejos amigos. Si aún no ha tenido la oportunidad de descubrir su prosa finamente irónica, ¡una estadía en Lisboa es el momento perfecto! Prepare su próxima estadía en Lisboa incursionando en el universo profundamente humano de las novelas de José Saramago. En Lisboa, puede visitar la Fundación José Saramago, o seguir la ruta turística del Memorial do Convento que le llevará al Palacio Nacional de Mafra, en los pies de Baltazar y Blimunda, héroes de la novela que lleva sus nombres. Lisboa visto con el corazón: José Saramago, ¿quién eres tú? José Saramago nación en 1922 en una pequeña villa al norte de Lisboa, en Azinhaga, en una familia de campesinos pobres. Su familia se mudó a Lisboa dos años después de su nacimiento. Pasó la mayor parte de su vida en Lisboa, hasta su exilio en Lanzarote en 1992, después de una controversia que se opuso al gobierno portugués en ese momento. Lisboeta puro, Saramago amaba esta ciudad la cual conocía cada rincón de forma íntima. Pero siempre permaneció atado a Azinhaga, la villa de su infancia y la villa de sus abuelos. En su discurso por el Premio Nobel de Literatura en 1998, él cuenta cómo sus abuelos le brindaron el gusto de la imaginación, el amor por la naturaleza, y una curiosidad incansable por el folclor portugués. En uno de sus libros más recientes, El Cuaderno, que incluye muchos textos que el escritor primero publicó en su blog, escribió una carta de amor real en Lisboa: “Estaría interesado, no sólo en saber, sino también ver, en el verdadero sentido de la palabra, cómo ha cambiado Lisboa desde aquellos días. Si el cine habría existido entonces, si los antiguos cronistas habían sido camarógrafos, si el mil y un cambios que Lisboa ha conocido a lo largo de los siglos había sido grabado, entonces pudiéramos haber visto esta Lisboa de ocho siglos de crecimiento y moverse como si estuviese viva, como estas flores que la televisión nos muestra, que se abren en unos pocos segundos, desde el botón aún cerrado hasta el esplendor final de las formas y colores. Pienso que me habría gustado esta Lisboa más que nada”. (El Cuaderno, publicado por Cherche-Midi, traducción de Marie Hautbergue). Como un niño, supo de la pobreza: Cada primavera su madre llevaría los manteles de mesa de la familia a la casa de empeños, para recuperar algo de dinero, y esperar ser capaz de comprarlos al comienzo del inivierno ... Debido a estas dificultades, y aunque es un excelente estudiante, sus padres no podían inscribirlo en una universidad, privada. Hizo estudios técnicos antes de trabajar como mecánico. Saramago ya es un ávido lector, incluso siendo demasiado pobre para poseer sus propios libros. A los 19 años, y con un préstamo de un amigo, compró sus primeros libros. Saramago también se convierte en un traductor y periodista. Siendo un escritor prolífico, publicó numerosos artículos, colecciones poéticas y muchas novelas, antes finalmente volverse famoso a los 60, con la publicación de su novela Memorial do Convento. Murió en el 2010 y sus cenizas fueron enterradas en la sombra de un olivo de un siglo de edad, en frente de la Casa dos Bicos, que alberga la Fundación José Saramago. La Casa dos Bicos – Fundación José Saramago La muy hermosa Casa dos Bicos, literalmente “Casa de los Picos”, es un ejemplo muy interesante de la arquitectura portuguesa del siglo XVI. Construída para Bras de Albuquerque, el hijo del virrey de los Indios portugueses, está decorada en su fachada con piedras filosas. Bras de Albuquerque, quien supervisó su construcción, estaba más probablemente inspirado por los ejemplos del Renacimiento Italiano, como el Palazzo dei Diamanti en Ferrara. Casa dos Bicos sufrió un daño enorme durante el terremoto de 1755. Sus dos pisos superiores sólo fueron reconstruidos en 1983, respetando la apariencia original de la casa, con sus ventanas de doble punto. Desde 2012, la Casa ha albergado la Fundación José Saramago, con una exhibición permanente de la vida y obra del ganador del premio Nobel de literatura. La exhibición reúne efectos personales y manuscritos del autor y recrea su lugar de trabajo. Casa dos Bicos – Fondation José Saramago – Rua dos Bacalhoeiros, 10, 1100-135 Lisbonne – horas de apertura: de lunes a sábado de 10h a 18h En los pies de Saramago, desde Lisboa hasta Mafra: la Rota Memorial do Convento Inagurada recientemente, la novísima ruta cultural "Memorial do Convento" ofrece la oportunidad de una excursión placentera, en los sitios reales que inspiraron a José Saramago para su novela. La ruta comienza en Lisboa, Praça da Figueira, pasa a través de la Casa do Bicos, continúa a Sacavem, donde los visitantes descubrirán un centro informativo sobre la ruta cultural hacia la biblioteca municipal Ary dos Santos. Luego llegamos a Loures, para descubrir muchos lugares de la ciudad. La ruta finaliza en Mafra, y por supuesto incluye el Palacio Nacional, que sirve como telón de fondo a la novela. Este paseo cultural, que ha sido recién inaugurado, incluirá una página web y una aplicación. Baltasar y Blimunda es la novela que sirve como guía para este viaje. Nos transporta al siglo XVIII, durante la construcción del Palacio Mafra. La novela nos cuenta de los amores de Baltasar, un trabajador con una sola mano involucrado en la construcción del palacio, y Blimunda, una joven mujer con un singular don de clarividencia. Participan en el desarrollo de una máquina voladora mágica, pero la Inquisición no ve todo esto con muy buenos ojos ... El Palacio nacional de Mafra La ruta literaria finaliza en el Palacio Nacional de Mafra, a 40 km de Lisboa, en la provincia de Arrabida. Para celebrar el nacimiento de un heredero, Joao V de Portugal honró su promesa de construir un monasterio franciscano. Originalmente, iba a ser un monasterio sencillo y austero para alojar a 13 monjes franciscanos que llevaban un voto de pobreza. Pero dos años después del comienzo del proyecto, Juan V cambia su pensar: las cajas de la Corona están llenas gracias al oro proveniente de Brasil, colonia portuguesa, y Juan V decide construir, no un humilde monasterio, sino un suntuoso palacio que serviría como segundo hogar y posada de cacería para la familia real. Cuatro acres, 1.200 habitaciones, 156 escaleras y 29 patios, ¡lo menos que podemos decir es que Juan V no se negó a nada! El palacio, construido completamente en mármol y piedra de la región, está ricamente decorado con esculturas y pinturas comisionadas por los más grandiosos maestros italianos del momento. Hoy día, apreciamos la vasta biblioteca de 36.000 volúmenes, los 6 órganos de la basílica y la suntuosa decoración de este palacio, una obra maestra del Barroco, que bien podría merecer el nombre del Versailles Portugués ... ¡qué habrían dicho los héroes de Saramago, que murieron antes que el palacio fuese terminado!

Leer más
Descubra Lisboa en los pasos de José Saramago

Descubra Lisboa en los pasos de José Saramago

Arte y Cultura

Vecindarios a visitar en Lisboa: siete formas de vivir Lisboa

hace 2 años - Julie D.

La Ciudad de las Siete Montañas es famosa por sus diferentes vecindarios. Todas las áreas principales para visitar en Lisboa tienen una personalidad y un encanto a su estilo. Para verlos es descubrir siete (¡o más!) formas muy distintas de vivir en la ciudad. Siete montañas, siete distritos para visitar en Lisboa ... ¡La capital portuguesa debe, quizás, su encanto a ese número mágico! Desde el Norte hasta el Sur y del Este al Oeste, siga la guía para apreciar las particularidades de los vecindarios por visitar en Lisboa. Parque das Nações Este vecindario de Lisboa es uno reciente, renovado y altamente reconstruido para la Exposición Mundial de Lisboa del 1998. Una vez que el desperdicio industrial fue remanufacturado e impulsado, fue capaz de alojar a once millones de visitantes. Hoy día, el Parque das Nações está abierto para todos, usted puede disfrutar los jardines sobre las bancas del Tagus, o visitar el Oceanario, el cual es el más grande en Europa. También ha sido votado el mejor Oceanario del mundo en el 2017. El acuario contiene 5 millones de litros de agua salada y le permite descubrir la fauna y la flora de los océanos. ¡Pero cuidado, sólo veremos peces! Las adorables nutrias y pingüinos también están allí para recordarnos que los mamíferos y aves son parte de los ecosistemas marinos. Un programa familiar ideal. Oceanario de Lisboa - Parque das Nações - abierto todos los días de 10am a 7pm en el invierno y hasta las 8pm en verano (cerrado la mañana del 25 de diciembre y del 1ero de enero) - boleto de adulto € 16,20, niños de 4 a 12 y ancianos € 10.80. Para los compradores compulsivos, la antigua entrada principal a la Expo ha sido transformada en un centro comercial. El centro comercial Vasco da Gama junta la mayoría de las marcas internacionales principales. Centro Comercial Vasco da Gama - Parque das Nações - abierto diariamente de 9am hasta la medianoche, tiendas abiertas desde las 10am hasta la medianoche. Alfama Alfama es el vecindario más antiguo para visitar en Lisboa, incluso resistió el terremoto de 1755. Su nombre proviene del árabe Al-Hamma, que significa una primavera caliente. Históricamente, fue el distrito de los pescadores y los marinos, sobre las riberas del Río Tagus, y todavía retiene la reputación de ser un distrito popular. Es un laberinto encantador de calles medievales, y también alberga el castillo monumental de Saõ Jorge, primer “castillo de los Moros” antes de ser reconquistados por los Cristianos en 1147. Desde el castillo, hay una vista magnífica del Tagus y de la ciudad. Para disfrutar otras vistas panorámicas de los vecindarios de Lisboa, usted tiene que ir a uno de los muchos miradouros, o miradores. El Miradouro de Santa Luzia, no lejos del castillo, hace posible hacer una parada en lo alto. El otro monumento de Alfama es la Catedral de Santa Maria Maior, sencillamente llamada “la Sé”. Su construcción comenzó al momento de la captura del castillo, en 1147, para celebrar la reconquista cristiana. Es un monumento augusto-gótico (y austero) de piedra gris, la cual ha experimentado muchas vicisitudes. Baixa, o Baixa Pombalina Continuando a lo largo del Tagus, llegamos a uno de los vecindarios más famosos para visitar en Lisboa: el Baixa, en otras palabras, la ciudad más baja. Construido de acuerdo a principios arquitectónicos y urbanos innovadores después del terremoto de 1755, La Baixa es un vecindario elegante y ventilado con amplias avenidas sobre un piso con rejilla, donde las calles se intersectan en ángulos rectos. A la derecha de las riberas del río Tagus, usted apreciará la belleza de Praça do Comércio, con sus hermosos guijarros formando un patrón geométrico. En el medio, la monumental estatua de José I sirve como punto focal y, todos alrededor de la plaza, los soportales son hogar de tiendas y cafés. Para apreciar este vecindario de Lisboa, es mejor caminar por las calles hermosas y bien delineadas como Rua Augusta. Desde Praça do Comércio, puede pasar por debajo del magnífico y aéreo arco del triunfo, el cual puede ser visitado. Por € 2.50, usted puede tomar un elevador y dos escaleras para llegar a la cima. En Rua Augusta se encuentra el MUDE, el Museo de Diseño y Moda, el cual alberga una colección fascinante del diseño del siglo XX. MUDE - Rua Augusta 24, 1100. Y si usted va a Lisboa en abril o septiembre, puede tener la oportunidad de descubrir las misteriosas galerías romanas bajo tierra. ¡Sólo están abiertas unos pocos días al año, con inscripción, así que no pierda la oportunidad! Galerias Romanas da Rua da Prata - Rua da Prata 77, Lisbon 1100 - 026 El Chiado Continúe de Rua Augusta hasta Chiado, uno de los distritos comerciales más famoso de Lisboa. Un vecindario elegante, el Chiado está lleno de tiendas finas, ropas, libros, joyería, y también museos y cafés. Es en este distrito que existe A Brasileira, el café de predilección de Fernando Pessoa, con su sorprendente fachada decorada con un fresco de azulejos. Café A Brasileira - 120 Rua Garrett, Lisbon 1200-205 - abierto todos los días de 8am a 2am Para traer de vuelta un objeto verdaderamente portugués y descubrir los jóvenes creadores del país, debemos ir aVida Portuguesa, cueva de Ali-Baba de la cual conversamos en una publicación anterior. Chiado es una de las áreas más hermosas de Lisboa por visitar; usted nunca se ha detenido a descubrir sus secretos en la esquina de un callejón; o en la esquina de una pequeña plaza. Plaza Luis de Camoes, por ejemplo, con sus espléndidas fachadas de piedra blanca y una base pequeña de Art Deco stand, bien vale la pena la desviación. Señaliza el límite entre Chiado y Bairro Alto. El Bairro Alto El Bairro Alto, que duerme durante el día y vive en la noche, es el vecindario de los noctámbulos. Por más de 20 años, es aquí en que nos reunimos con amigos para una bebida y disfrutamos las hermosas noches de verano. Entre las variadas direcciones, recomendamos Portas Largas, con sus generosos cocteles; los fanáticos de los mojitos irán al Clube da Esquina; y los audaces irán al Arroz Doce a solicitar una “patada”, un "Pontapé". En todos lados, o casi, ¡música en vivo y fiestas alocadas! Portas Largas - R. Da Atalaia 105, 1200-037 Clube Da Esquina – R. Da Barroca 30, 1200-036 Arroz Doce – R. Da Atalaia 119, 1200-383 Belém Debemos ir más allá del puente del 25 de abril para conocer Belém, la ciudad natal de los famosos pasteles de Belém. El emblema del distrito es la inmensa torre defensiva de Belém, que guía la entrada al Tagus. Con sus almenas agraciadas, es reconocida a distancia. El Monasterio Jerónimos, con su imponente fachada manueliana blanca, impresiona con la delicadeza de sus esculturas, particularmente en claustro y en la Iglesia de Santa María. Este conjunto arquitectónico inmenso y suntuoso fue financiado gracias a los grandes viajes de descubrimiento del Renacimiento. Estos viajes son celebrados por el Monumento de los descubrimientos, inaugurado en 1960. Torre de Belém - Av. Brasília, 1400-038 - abierta desde las 10am hasta las 5.30pm en invierno, hasta las 6.30pm en verano, cerrada los lunes y algunos días festivos. Monasterio Jerónimos - Praça do Império 1400-206 - abierto desde las 10am hasta las 5.30pm en invierno, hasta las 6.30pm en verano, cerrada los lunes y algunos días festivos. Monumento de los Descubrimientos - Av. Brasília, 1400-038 - abierto desde las 10am hasta las 18pm y cerrado los lunes en invierno, abierto todos los días en verano hasta las 19h, cerrado en ciertos días festivos. Alcântara Y acá está el últmo de los principales vecindarios de Lisboa, Alcântara, el distrito de muelles en el Estuario del Tagus. Desde Belém, usted camina placenteramente entre la costanera a lo largo del río, hasta el puente 25 de abril. Desde los años 90, Alcântara se ha convertido en el distrito de los clubes nocturnos: separados de los distritos residenciales por edificios comerciales, permite a los fiesteros disfrutar de la noche sin molestar a los residentes. Durante el día, también se puede visitar algunos de los variados restaurantes en los muelles, el “Docas de Santo Amaro”. Doc Cod sirve el bacalao tradicional, así como también carne a la parrilla sobre leña en un entorno agradable por encima de la marina. Un poco más lejos, el restaurante Ardemar sirve deliciosa comida mediterránea con el toque típico portugués. Doc Cod - Doca de Santo Amaro, Armazem 16, 1350-353 Ardemar - Docas of Santo Amaro, Armazem 4, 1350-353

Leer más
Vecindarios a visitar en Lisboa: siete formas de vivir Lisboa

Vecindarios a visitar en Lisboa: siete formas de vivir Lisboa

Arte y Cultura

Descubra el Largo do Carmo y su encanto romántico

hace 2 años - Julie D.

Largo do Carmo es un pequeño y tranquilo lugar en las alturas de Lisboa. Para ser descubierto durante esos momentos donde la multitud de turistas de han ido, tiene un encanto discreto, con su fuente rodeada por jacarandas. En vez de apurarse a tomar el elevador de Santa Justa, usted puede ir a los callejones de Chiado, antes de llegar a Largo do Carmo todo mientras degusta la atmósfera pacífica que emana de este lugar. Una pequeña plaza para descubrir en la primavera, en medio de las flores El Largo do Carmo es particularmente espectacular entre mediados de mayo y principios de junio, cuando las jacarandas, también llamadas flamantes azules, florecen. Estos árboles originarios de Sudamérica, y especialmente de Brasil, están cubiertos con macizos de flores de un delicado azul violeta. Estos son los mismos árboles que adornan los jardines de Mamounia en Marrakech. En medio, una agraciada fuente ocupa el trono de la plaza, también conocida como Chafariz do Carmo. Esta es la única fuente del tipo hornacina en Lisboa: cuatro pilares se reúnen por encima de la palangana, conectados por cuatro arcos rematados con delfines. Construida en 1771, fue diseñada por Reinaldo Manuel dos Santos, en un estilo que mezcla lo clásico y lo barroco. En la número 18, Fernando Pessoa vivió desde el 1908 hasta 1912 en una pequeña habitación en alquiler. El Elevador de Santa Justa no es indispensable... La mayoría de las guías de viajes prestan especial cuidado para recomendar usar el elevador de Santa Justa. Este “elevador” es uno de los cuatro que tiene Lisboa. En la ciudad de las siete colinas, sería necesario escalar, de golpe o en otra ... Los famosos elevadores, símbolos de la ciudad y apreciados por los turistas, resolvieron el problema parcialmente, brindando un medio de ascenso rápido y fácil a los lugares de la ciudad donde la elevación es un poco difícil. La particularidad del elevador de Santa Justa es ser un elevador real, mientras que los otros tres, los ascensores de Lavra, Gloria y Bica, son funiculares que solían funcionar con energía hidráulica y hoy día con electricidad. Todos fueron diseñados por el mismo ingeniero, Raoul Mesnier du Ponsard. Contrario a la leyenda, Mesnier du Ponsard no era el estudiante, ni el admirador, de Gustave Eiffel, con quien no tenía conexión, aunque es verdad que muchos ven similitudes entre el elevador de Santa Justa y la torre Eiffel. El Elevador de Santa Justa fue construido en el año 1902, en un agraciado estilo neogótico de finales de siglo, y conecta la Rua de Santa Justa al Largo do Carmo. En la Rua de Santa Justa, su silueta esbelta forma un contraste sorprendente con la calle, que de pronto parece angosta, y los edificios, que el elevador domina desde la cima de sus 45 metros. En la cima, un pasadizo adornado de metal conecta la cabina del elevador al Largo do Carmo; Usted también puede escalar al mirador, el cual brinda una vista panorámica magnífica. Sin embargo, se puede anteponer la afluencia y la larga espera: en horas pico, es necesario hacer cola entre 20 minutos y una hora para tomar el elevador, muy popular entre los turistas. Mientras la misma caminata toma sólo unos pocos minutos - si no permanece mucho tiempo en el camino frente a las ventanas de las tantas tiendas de Chiado... Así que, recuerde, la posibilidad de tener, desde el puente o desde el mirador, una vista impresionante de las colinas de Lisboa, el Tagus, los tejados de la ciudad, y el Convento de las Carmelitas. Sin embargo, no necesita tomar el elevador para disfrutar todas estas bellezas. Elevador de Santa Justa - entrada incluida en la Tarjeta de Lisboa o el Pase CARRIS / METRO 24h, o € 5,15 para el elevador, además de € 1,50 para el mirador (acceso al puente gratis). Convento do Carmo y el Museo Arqueológico de Carmo La plaza Largo do Carmo toma su nombre del antiguo Convento Carmo, fundado en 1389 y enormemente destruido por el terremoto de 1755. La edificación nunca ha sido (determinadamente) restaurada; la única edificación en Lisboa que brinda una idea de la magnitud del daño. Esto le otorga, incluso bajo el intenso cielo safiro y el sol caliente de verano, un aura de melancolía. Sic transit gloria mundi... Los muros imponentes exteriores de la antigua iglesia están bien parados y blancos como acantilados; pero cuando entres, usted está sorprendido para ver los majestuosos arcos que se elevan al vacío, el terremoto destruyó completamente el techo. Por tanto ingresamos a una iglesia abierta con un encanto muy especial. Sólo una pequeña parte del interior sobrevivió. En un ápside de la iglesia ha encontrado refugio un pequeño museo arqueológico con simpatía ecléctica. Hay restos dispersos de todos los periodos de la historia portuguesa, tumbas góticas (incluyendo el de Daniel I El Trabajador, el cual presenta escenas de un verraco de caza), fuentes, lápidas, ventanas de toda Portugal. En el sarcófago gótico, las escenas talladas muestran un lujo de detalles: el de Don Fernando I presenta sobre una de sus caras un paisaje bucólico de arboledas, con la parte delantera una escalera sobre la cual una pequeña persona está sentada para leer, a la salida de una iglesia. La colección también incluye artefactos prehistóricos descubiertos durante una búsqueda en el lugar de Azambuja, en la región de Alentejo, que data del 3500 al 1500 AC. Finalmente, para aquellos que tengan el corazón bien puesto, o que sueñen ser Indiana Jones, dos momias peuanas pensativas del siglo XVI miran a los visitantes, agachándose en sus ventanas. Convento do Carmo y Museo Arqueológico - Largo do Carmo, 1200-092 Lisboa - entrada 4 € - de lunes a sábado, de 10h a 18h en invierno (octubre a mayo), y de 10h a 19h en verano (junio a septiembre) - Cerrado el domingo 25 de diciembre, Día de Año nuevo y el 1ero de mayo. La Iglesia de Saint-Roch y su museo – Igreja de São Roque La austera fachada blanca de la iglesia de Saint-Roch oculta bien su juego. Bajo un exterior insulso y muy severo al mismo tiempo, contiene un interior más suntuoso. Las capillas laterales adjuntas a la nave principal son, cada una a su propia manera, una joya del arte barroco. La más impresionante, y con razón, es la capilla de San Juan el Bautista, en estilo Rococo. Es una depravación de oro, plata, mármol y piedras preciosas, ágatas, lapis lázuli, amatistas. Las escenas impactantes del Apocalípsis son recreados en mosaicos: algunos de los tesserae que forman estas pinturas no miden más de 3mm. Comisionada por el Rey Juan V el Magnánime, la capilla fue creada en Roma por dos artistas italianos, luego bendecidas por el mismo Papa, antes de ser desmantelada pieza por pieza y transportada por bote a Lisboa. La capilla está separada de la iglesia por un balaustre de mármol verde; en el piso, un mosaico de piedras finas representa la esfera armilar, símbolo de los reyes de Portugal. Las columnas de lapis lázuli parecen apoyar una bóveda hexagonal decorada de putti. El resto de la iglesia, “soberbio” (si podemos hablar de sobriedad para el arte barroco), es hermoso. El techo engaña los ojos, los azulejos, las bóvedas de las capillas, las columnas torcidas decoradas con hojas de vides, dan al conjunto una serenidad altiva. En la casa profesa, cerca de la iglesia está un museo pequeño de arte religioso, la cual también alberga el tesoro de la capilla de San Juan el Bautista. Esta parte del museo antiguamente era el hogar de los hermanos jesuítas que fundaron la iglesia. No olviden pasar algunos momentos confortantes en el claustro, decorado con un jardín apaisajado que junta cuatro especies de bambú alrededor de un espejo rectangular de agua. Igreja de São Roque y Museo de Arte Religioso - Largo Trindade Coelho, 1200-470 Lisboa - Baixa-Chiado Metro - entrada gratis a la iglesia, museo € 2.50 - museo abierto de 10am a 6pm (7pm en verano) de martes a domingo y de 14h a 18h el lunes - cerrado el 1ero de enero, domingo de pascua, 1ero de mayo y 25 de diciembre.

Leer más
Descubra el Largo do Carmo y su encanto romántico

Descubra el Largo do Carmo y su encanto romántico